¿Eres un amante de buscar tesoros en la playa? Si es así, quizá deberías considerar visitar Lincoln City en el estado de Oregón, en Estados Unidos. En esta localidad, cada año, un gran grupo de cazadores de tesoros, se van a la playa con la esperanza de encontrar uno de los preciados flotadores de pesca de cristal.

Lincoln City

¿De dónde vienen estos orbes o canicas de cristal?

En la industria pesquera, usualmente la pesca se hace usando grandes redes que se lanzan al mar para atrapar a los peces, en aguas bastante profundas. Por esta razón, para evitar que las redes se hundan y se pierdan en el mar, los pescadores optan por agregarles objetos hechos de materiales que puedan flotar.

Normalmente, estos objetos están hechos de plástico, aluminio u otros materiales. Pero, en tiempos anteriores, específicamente desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX, los flotadores se hacían utilizando cristal, y tenían forma de canicas gigantes muy coloridas.

Estas enormes canicas u orbes de colores, fueron inventados en Noruega por Christopher Faye, como una alternativa a los flotadores de madera y corcho que se usaban.

Orbe de cristal escondido entre las piedras de la playa

Un tesoro preciado

Fueron muy populares, y muchos de ellos se perdieron durante tormentas en el mar, y se encuentran flotando libremente por el océano pacífico, en ocasiones, algunos terminan en las costas y son recogidas por cazadores de tesoros. No obstante, no es algo común encontrarlas.

Excepto en Lincoln City, donde es posible conseguirlas de forma anual. ¿Por qué?

Las hadas de los flotadores

Cada año, en la playa de Lincoln City, un grupo de ciudadanos conocidos como las “hadas de los flotadores” se dirigen a la playa, y ocultan miles de orbes de cristal hechos por artistas locales, y, en ocasiones, con otros objetos de cristal también hechos a mano. Luego, los ciudadanos salen a la playa con la esperanza de encontrar un bello orbe.

Es algo así como la tradición de los huevos de pascua, pero con flotadores de cristal, esta tradición es conocida como “Guardianes de los Buscadores” en Lincoln City. Inicialmente, se tenía pensado que fuera un evento único, pero su popularidad, lo ha convertido en una tradición con dos décadas de trayectoria.

Para finalizar, te preguntamos: ¿Te animarías a ir en la búsqueda de un flotador de cristal?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here