Si estás leyendo este blog seguro que es porque te gusta ver las cosas de diferente forma. Las cosas normales del día a día se te hacen ya demasiado aburridas y necesitas experiencias nuevas o, por lo menos, que despierten en ti esa sensación de estar yendo a contracorriente.

Fuente de la imagen: Wired

Esta es una de esas cosas que, bien seguro, en unos años estaremos pensando lo típico: “¿pero cómo podíamos estar viviendo hace 20 años sin esto? ¿realmente se mataba a animales para comer?”

O también puede ser la siguiente versión: “¡Madre Mía! ¿Recuerdas cuando hace 20 años nos quisieron vender carne hecha en un laboratorio? ¿Qué llevaría? Seguro que el M……..s (cadena rápida de comida) sigue usándola ahora”.

Sea como sea, lo que viene dentro de muy poco parece ser una pequeña revolución que puede ser muy importante o quedarse en el ostracismo absoluto, como otras ideas también con buenas intenciones.

Esta carne está cultivada en un laboratorio y podría estar a la venta dentro de muy poco

Fuente de la imagen: Youtube

Antes de nada, tenemos que decir que la primera hamburguesa realizada en un laboratorio, fue cultivada en los Países Bajos hace 5 años y su creación costó la friolera de ¡$325.000 dólares! Todo un hito en su momento, pero un precio demasiado elevado para menos de 50 gramos de carne picada…

A día de hoy, los científicos ya se han puesto manos a la obra y el trabajo de producción han hecho que pueda ser mucho más barato y fácil.

Y, aunque estés pensando en lo absurdo del asunto, esto puede acabar con muchos problemas, entre ellos, la poca disponibilidad de alimentos en algunas partes del mundo… ¿habías pensado en ello ya? Seguro que aún estabas con esa no-vaca sintética que tendrías que comerte.

La persona encargada de llevar esta carne a los restaurantes estadounidenses y asiáticos antes de que acabe este año se llama Josh Tetrick, CEO de JUST, y promete llevar a todos los restaurantes y supermercados del mundo hamburguesas, nuggets de pollo y salchichas que, reconozcámoslo, tendrán que tener una apariencia bastante apetecible para que la gente se lance en masa a comprarlo.

Según PETA: “Este primer paso sería importante para poder llegar algún día a consumir carne real producida humanamente”.

Tendremos que ver cómo acabara esta aventura cárnica.

Fuente de la noticia: Independent

Fuente de la imagen principal: Quartz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here